Así, si estás realmente interesado en comprar o vender una propiedad sabrás lo más importante, desde garantizar la reserva hasta incluir los puntos más importantes del contrato.

Contrato de compra venta: ¿en qué consiste?

En la mayoría de las ventas de bienes y propiedades existen dos partes, el comprador y el vendedor. Para que se pongan de acuerdo ambas partes es necesario redactar un documento que establece quién es cada parte y cuál es su papel en la operación.

Además, este documento llamado contrato de compraventa también especifica detalles como las obligaciones y derechos de cada parte así como el tipo de transacción y los detalles legales y económicos.

Por ejemplo, muchos contratos de venta tienen lugar entre una persona, o el comprador, y una empresa, el vendedor, aunque en la transacción física haya participado un representante o tercera persona.

A modo resumen podemos decir que un contrato de compraventa de una casa o departamento es un documento legal que describe las obligaciones tanto de los compradores como de los vendedores durante una transacción de un bien inmueble.

Este documento escrito es importante no sólo por temas legales en el caso de reclamaciones y a la hora de ir a juicio, sino también sirve como medio para que ambas partes puedan comprobar punto por punto que los términos de una compraventa se cumplen.

¿Cómo redactar un contrato de compra venta?

Los contratos de compraventa variarán bastante en función del tipo de propiedad que se venda, además de detallar las responsabilidades del vendedor y comprador que son diferentes.

No es lo mismo vender un bajo comercial de 1.000 metros cuadrados que un piso de 90 o 60 metros.

Eso sí, la mayor parte de los contratos de compraventa comparten cierta información en común.

Este tipo de detalles puede ser la inclusión de la información sobre las expectativas de compra sobre el precio tanto de los compradores como de los vendedores.

Para comprobar que estas expectativas que suele ser el precio de compra es conveniente su revisión previa para que se pueda firmar sin problemas.

A la hora de redactar un contrato de compraventa también conocido como contrato privado de compraventa es necesario conocer los puntos básicos de redacción.

Por otro lado, debes saber que este documento no tiene que inscribirse en el Registro de la Propiedad, aunque se puede hacer. Si esto se llega a hacer el contrato pasaría a contrato público.

En el caso de ser llevado al Registro tiene mayor validez a todos los efectos y garantiza tener menos problemas en el futuro, en especial, al comprador. Por ejemplo, da facilidades al comprador ya que permite acudir con un documento al banco para solicitar una hipoteca.

De todas formas, cualquiera de los dos sistemas es válido, y aunque no se lleve al Registro el contrato debe cumplirse. Pero para que se cumpla este contrato debe estar bien redactado y para ello debe tener los siguientes puntos:

  • Objeto de la compra: en este apartado se debe especificar los detalles de la vivienda que se vende o se va a transferir.
  • Precio del inmueble: este apartado es muy importante ya que establece el dinero por el que el comprador ofrece una parte económica total o parcial que debe pagar para acceder a la propiedad. Lo que se entrega no tiene que ser 100 % en dinero o efectivo y también se puede entregar su equivalente en otra cosa. Lo normal es que al ser una vivienda se establezca un precio total, pero puede que haya diferencia y que se ofrezcan servicios u otros bienes de intercambio hasta llegar al total del precio del contrato.
  • Consentimiento del vendedor y del comprador: es decir, consentimiento de ambas partes en las que se detalla la información de ambas partes (dirección, DNI, lugar de nacimiento y fecha de la firma).
  • Cláusulas de cumplimiento: El contrato de compraventa es un documento legal totalmente válido que suele llevar cláusulas para asegurar el cumplimiento de los derechos y obligaciones de ambas partes. Las cláusulas son usadas para fijar el valor del inmueble, describir su situación al establecer información sobre las cargas como embargos y la indemnización en caso de incumplimiento de alguna de las partes.

Firma, preparación y finalización del contrato:

Antes de firmar la compra de la propiedad ratificada con la firma en el contrato existen las negociaciones.

Estos son acuerdos previos que fijan el precio final y que suelen ir adjuntos con otros documentos como la carta de intenciones, el precontrato de compra y tratos preliminares.

La carta de intenciones consiste en un documento unilateral que manifiesta la intención de hacer una oferta y comenzar las negociaciones. Es la fase inicial antes de la redacción del contrato.

Los tratos preliminares es una especie de toma de contacto previo que determina la voluntad de ambas partes y es un esbozo en líneas generales del contrato final. Para ello se escriben contratos y acuerdos parciales que se pueden formalizar por escrito o de forma verbal, pero que no son definitivos.

En Global Group somos expertos en este tipo de trámites, contamos con un equipo de expertos que te guiarán durante todo el recorrido de compra o venta.

Te asesoramos en todo momento Chat with us